Ingresado en URGENCIAS tras viajar en BlaBlaCar con Albert Rivera

Albert Rivera

Un hombre ha sido ingresado hace unas pocas horas en URGENCIAS. El ingreso se ha producido tras finalizar los servicios contratados con un usario de BlaBlaCar para un viaje de corta distancia.

Al parecer el hombre se disponía a viajar de Bilbao a Logroño, pero lo que no esperaba, era encontrarse al líder de Ciudadanos, Albert Rivera como conductor. El propio hombre nos relataba lo sucedido:

Parecía un poco nervioso, al verme se apresuró a guardar algo en la guantera. Gesticulaba de forma incontrolada, me saludó agitando su mano derecha y me invitó a subir. Me sorprendió que antes de arrancar el motor y sin siquiera presentarme, me enumerase sus siete condiciones para pactar el viaje.

Mostraba síntomas de estar resfriado y se frotaba la nariz compulsivamente. Acto seguido saco un pergamino donde estaban las siete clausulas:

  1. En ningún momento intentes dividir la unidad de mi coche
  2. Si tenemos un accidente y te quedas vegetal, ni se te ocurra pedir la eutanasia
  3. Viva el rey, Tabarnia, el orden y la ley
  4. Prohibido portar cosas solo amarillas (si incluyen el rojo, no cuentan)
  5. Si te encuentro una estelada, te reviento
  6. Abrazaremos a cualquier opositor venezolano que encontremos en el camino
  7. Prohibido abortar

Farlopito, el líder de CiudadanosEn la parte baja del pergamino se podía leer un escueto ¡VIVA ESPAÑA!. La verdad, firmé sin estar demasiado seguro de lo que estaba haciendo. Y finalmente Albert Rivera arrancó el coche destino Logroño. Puso la música al volumen exacto para poder hablar por encima de ella sin dar voces.

Empezó a hablarme de los golpistas independentistas que querían destruir la unidad de España, luego sobre la tirana dictadura de Maduro en Venezuela. A medida que iba hablando, el gesto de su cara se encolerizaba más.

Tímidamente le interrumpí para tratar de calmarle y así evitar un mal mayor:

Yo: “Bueno, no hay que tomárselo todo tan a pecho”

Para ver si podía quitarle hierro al asunto.

A lo que Albert Rivera sorprendido asintió.

Rivera: “¿Pues sabes que? Tienes toda la puta razón, sniffff”

Y acto seguido me espeta:

Rivera: “Ya no quiero ir a Logroño, vamos a Burgos que me acabo de acordar… tengo entradas para los toros. No soy taurino, ni antitaurino, ¿y que? olé. Viva España, ¡coño!

Yo: ¿Estarás bromeando? ¡Si yo tengo que ir a Logroño y estamos al lado! ¡Vine contigo por que me dijiste que ibas a Logroño!

Rivera: ¡Donde dije “DIGO”, digo que te “FOLLEN”! El coche es mio y no puedes abortar el viaje. Lo pone la clausula 7 del contrato, no me obligues a aplicarte el 155″

Líder de Ciudadanos meme
Albert Rivera

Yo: “Bueno, vale. Llévame a Burgos, pero una vez allí, me bajo y ya me busco yo la vida”

Rivera: “Ok. ¿Que te iba contando? Ah, sí… las feministas, siempre quise abanderar el movimiento feminista liberal.

Rivera: “Un movimiento transversal que no pisotee los derechos de los hombres, ni que los castigue por haber nacido con pene.”

Rivera: “Necesitaban mi ayuda. Que alguien con suficiente carisma las recondujera por el buen camino, ¿sabes?. Por el de los españoles de bien.”

Rivera: “[…] Bla Bla Bla”

Rivera: “Bla Bla Bla […]”

Rivera: “[…] Bla Bla Bla […]”

Rivera: “[…] Bla Bla […]”

Rivera: ¡Ya hemos llegado ESPAÑOL! ¿Estas bien? ¿Me escuchas? ¡Eh, espabila! No me obligues a desahuciarte anda, que llego tarde a los toros

Yo: “[…] (leves balbuceos) […]”

Cuando llegamos a Burgos me sangraban los oídos, el corazón me palpitaba al borde del ataque cardiaco, no era capaz de articular palabra. Entre las canciones de Malú en bucle durante 3 horas y la labia descontrolada de Albert Rivera. Mis tímpanos habían colapsado, los radicales libres del discurso de Albert perforaban mi cerebro. Poco después perdí el conocimiento y me desperté en el hospital.

Después de esta experiencia, definitivamente no volveré a usar BlaBlaCar. No vuelvo a fiarme de alguien que cambia de opinión según le convenga. Además la idea de soportar otra soflama de Albert contra el “process catalán” me aterra, prefiero la eutanasia.