Amazon no protege a sus empleados contra el COVID-19

https://www.top15.es/amazon-no-protege-a-sus-empleados-contra-el-covid-19

Según los informes, Amazon, que está tratando desesperadamente de reflotar el personal de trabajadores por el aumento de las ventas, despidió a otros tres empleados y suspendió a un cuarto a posteriori de que esos trabajadores lideraron los esfuerzos para hablar sobres las malas condiciones laborales en los almacenes de la compañía.

Dos trabajadores despedidos el viernes, Emily Cunningham y Maren Costa, son trabajadores tecnológicos del puesto central de la sede de Seattle, informa el Washington Post .

Ambos pertenecían a un grupo interno de empleados que por motivos climáticos no estaban trabajando y a su vez habían formulado una protesta internamente dentro de la empresa para pedir a Amazon que amplíe los beneficios y pague a los empleados de los almacenes.

Despide a 3 empleados que criticaron las escasas medidas preventivas en el trabajo

Los dos también publicaron tuits en marzo pidiendo donaciones para un fondo establecido para apoyar a trabajadores del almacén de Amazon en Queens, expuestos al coronavirus (COVID-19).

A otro trabajador, Chris Hayes, no se le permitió terminar su contrato temporal después de que se quejó a la compañía en protesta por su trato a los trabajadores del almacén, informa The New York Times . Le habían notificado previamente, diciendole que su último día sería el 17 de abril, pero la semana pasada, después de enviarles a sus colegas una invitación para discutir con los trabajadores del almacén. El departamento de recursos humanos le dijo que ya no podía trabajar.

Un representante de Amazon le dijo al periódico que los empleados fueron despedidos por “violar reiteradamente las políticas internas” y dijo: “Apoyamos el derecho de todos los empleados a criticar las condiciones de trabajo de su empresa, pero eso no viene con una inmunidad general contra todas y cada una de las políticas internas“.

Hablar mal de las condiciones de tu puesto de trabajo puede costarte el despido

amazon despide trabajadores
Almacenes de Amazon en Baltimore

Un empleado de un almacén en Minnesota también fue despedido la semana pasada, según un informe de BuzzFeed News de ayer. El empleado, Bashir Mohamed, dijo que había estado organizando a sus compañeros de trabajo para abogar por mejores condiciones de trabajo en los almacenes de Amazon y una respuesta más exhaustiva para protegerlos contra la propagación del coronavirus.

Athena, una gran coalición de casi 50 organizaciones de derechos laborales, derechos del consumidor y justicia racial, emitió una declaración en la que criticó duramente a Amazon, calificando los despidos como “indignantes y muy probablemente ilegales”, y añadió: “Esperamos mejoras de todas las instituciones en la vida estadounidense en medio de esta crisis. Si Amazon no puede garantizar la seguridad de sus instalaciones y recurre al despido de quienes se atreven a criticar a la empresa, los funcionarios públicos deben intervenir “.

Todos los despidos se produjeron dos semanas después de que Amazon despidiera al empleado Chris Smalls, que había liderado las protestas de los trabajadores en el almacén de Staten Island de la empresa. Amazon negó en el momento que el despido fuera en represalia, pero unos días después,  se filtró que la compañía claramente trató de hacer a Smalls el cabecilla de la organización de trabajadores molestos con la compañia y despedirlo.

“No es inteligente, ni articulado que la prensa quiera enfocarse en nosotros contra él, estaremos en una posición de relaciones públicas mucho más fuerte que simplemente explicar por enésima vez cómo estamos tratando de proteger a los trabajadores”, David Zapolsky , Abogado general de Amazon, escribió en el memo.

“Deberíamos dedicar la primera parte de nuestra respuesta a exponer fuertemente el caso de por qué la conducta del organizador fue inmoral, inaceptable y posiblemente ilegal, en detalle, y solo luego seguir con nuestros puntos de conversación habituales sobre la seguridad de los trabajadores”, continuó Zapolsky. “Conviértalo en la parte más interesante de la historia y, si es posible, conviértalo en el rostro de todo el movimiento sindical / organizador”.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, ordenó el 31 de marzo a los funcionarios de la ciudad investigar el despido de Smalls para determinar si la acción de Amazon fue realmente una represalia. “Si es así, eso sería una violación de las leyes de derechos humanos de nuestra ciudad y actuaríamos de inmediato”, dijo de Blasio.